CARACTERÍSTICAS FÍSICAS DE LAS AGUAS TERMALES

 
Existen dos tipos de aguas termales de acuerdo a su origen geológico, las magmáticas y las telúricas. El tipo de terreno del que aparecen es una de las principales diferencias entre ambas las aguas magmáticas nacen de filones metálicos o eruptivos, mientras que las telúricas.

La primera tiene por lo general temperaturas mayores a los 50ª c, mientras que las de origen Telúrico pocas veces lo hacen Los elementos comunes encontrados en las aguas magmáticas son arsénico, boro, bromo, cobre, fósforo y nitrógeno.

Una característica importante de las aguas termales es que se encuentran ionizadas, con iones negativos que tienen la capacidad de relajar el cuerpo.