COMPOSICIÓN

"Hay diferentes tipo de aguas termales, de baja, media y alta mineralización...”

Las aguas termales de nuestras termas del flaco son catalogadas dentro de la alta mineralización por su alto contenido de azufre.

Recomendada para tratar distintos tipos de dermatitis, ayuda al tratamiento de problemas reumáticos, artritis y todo lo que sea articular. Además ricas en sodio, contenido que ayuda a mejorar la circulación periférica, también tiene beneficiosas a nivel cutáneo, cuando envejecemos vamos perdiendo los nutrientes naturales de la piel, los baños termales, permiten que estos sean recuperados a través de los poros.
El principal componente de nuestras termas es el litio, el que funciona como antidepresivo que unidos al hierro y cobre contribuyen en los tratamientos de anemias, producción de glóbulos rojos y estimulan al sistema circulatorio.
Este componente se presenta con mayor intensidad en la lama que luego que luego se transformarán en el barro.

Los baños de barro transmiten más calor sin que se sienta en la piel, y esto permite que el efecto en los tratamientos con barro sea más enérgico y de resultados más rápidos. El barro también beneficia a la piel, esto porque al frotarla, la textura del barro va exfoliando la piel y eliminando la células muertas de la superficie.
Debemos advertir que no se trata de bañarse varias veces, o estar por horas en el agua y salir sanado, sino que es una recuperación gradual. Y por sobre todo los baños de tinas tienen y deben de ser vigilados constantemente, para no excederse sobre los 20 minutos, pues su cuerpo se tiene que adaptar primero para que los beneficios no se anulen.

Usted puede darse todos los baños que desea de tina, pozas, vapor y barro. El barro tiene que ser aplicado durante la mañana pues se tiene que secar en su cuerpo y pudiendo ser aplicado en todo el cuerpo.

Para saber más de las termas...